top of page
Buscar
  • Foto del escritorRacso Miro Quesada

¿POR QUÉ FUE LIBERADO?

Actualizado: 20 jun 2022

Soltaron al líder de “Los Charlys del Sur”, en base al aporte de correos con los que la Fiscalia ya contaban, y de confesiones falsas que usa para vengarse de los que lo apresaron. Willington Ojeda se gradua como Maestro del crimen y la impunidad.



Si un delincuente común puede robar 2 o 3 casas, debe estar preso. Entonces, una persona con capacidad para engañar a las masas y ser elegido líder de un distrito, para luego convertir al Municipio en una organización criminal dedicada a despojar a decenas de personas de su propiedad, ¿cuánto tiempo debe estar preso?


¿Qué pasa si ya está cometiendo crímenes? ¿Qué pasa si su confesión, por la que se acoge al concepto de colaborador, es ya un crimen y una herramienta delictiva destinada a vengarse de sus enemigos?



Vecinos a los que el alcalde Ojeda no mandaba hostigar. Él los golpeaba, personalmente.


La policía se lleva detenido al alcalde Willington Ojeda tras golpear a algunos vecinos del distrito de Punta Negra


Quién es Willington Ojeada. Confesor falaz y delincuene eficaz.


El líder de la organización criminal “Los Charlys del Sur”, detenido como alcalde, con intervención directa del Ministro del Interior, luego de 9 meses de seguimiento. Además, fue apresado con la intervención de 500 policías y 30 fiscales.


Acá algunos de los reportajes que aparecieron sobre su carrera criminal en diferentes momentos en el tiempo.


Willington Ojeda, ya preso en el penal, seguía debiéndole a la justicia la conclusión de los siguientes procesos abiertos en la fiscalía:


  • 035-2008 peculado

  • 263-2015 corrupción de funcionario

  • 343-2015 delito contra función pública

  • 359-2015 concusión, peculado

  • 116-2017 colusión, cohecho y lavado

  • 049-2017 delito contra función pública


Y las siguientes denuncias en comisaría:


15 11 2015 agresión sin daño

15 11 2015 daño físico y psicológico

4 6 2013 daño psicológico

15 11 2015 agresión sin daño

15 11 2015 daño físico y psicológico

4 6 2013 daño psicológico

23 4 2012 daño físico y psicológico

9 11 2021 maltrato

29 09 2018 lesiones

18 02 2018 lesiones dolosas

17 02 2018 intervención policial


Aunque suene inaudito, Ojeda fue puesto en libertad gracias a un arreglo que hizo con la Fiscalía de Lima Sur.



¿Qué es aquello que confiesa para que la fiscalía lo libere?

¿Podría creer usted que logró un arreglo confesando mentiras fácilmente verificables como tales?

¿Creería usted que algunas son simplemente mentiras mal intencionadas para vengarse de los que lo metieron preso y destruir su honra y que la Fiscalía de Lima Sur se presta a eso?


Prepárese para lo que va a leer.


Un poco de contexto


El Ministerio Público tiene la obligación de denegar el acuerdo de colaboración eficaz si encuentra que el colaborador miente, o si resulta no saber de lo que está hablando. También debe negar el acuerdo, si no hay proporcionalidad entre las faltas de la persona que se somete a la colaboración, y los delitos que contribuye a esclarecer, o si no sigue las reglas de conducta impuestas.


Especialmente, los jefes de organización criminales (Ojeda era alcalde y líder de ‘Los Charlys del Sur’), deben aportar pruebas contra personas de más alto cargo en la organización, y al tratarse de líderes de organizaciones criminales, significa que tienen que delatar a uno de su misma jerarquía.


Qué sucedió


De la nada, Willington Ojeda es dejado libre por la fiscalía y se acoge a la colaboración eficaz, ayudado por dos factores que, al parecer, son la fórmula mágica.

Una hermana bien posicionada en el Ministerio Público.




Y encontrar unos fiscales a los que solo les interesa una cosa más que ninguna otra, la fama. No la seguridad pública. Si las acusaciones de Ojeda son contra un Miro Quesada, eso le permite al fiscal filtrar las acusaciones a la prensa y salir en todas las noticias.


No importa que eso ponga en peligro a la ciudadanía. Increíblemente, tampoco importa que las denuncias sean falsas. La fiscalía no se tomó el trabajo de corroborar nada. Se fue directo a los medios y a la gloria de 15 minutos de fama. Acá verá la manera inescrupulosa y francamente criminal en su negligencia para corroborar, difamar y manchar honras, como actúa la Fiscalía de Lima Sur.


Sobre mí.


Pueden ver un resumen de mi biografía en este link si quiere enterarse de quién soy y a qué me dedico

Y un detalle de cada terreno que compré en mi carrera, y cómo lo adquirí, en este otro link



Sobre las filtraciones de Willington Ojeda


En la foto de abajo, Willington Robespiere Ojeda, el delincuente cuyos antecedentes delictivos la Fiscalía ocultó maliciosamente cuando lanzó una serie de filtraciones en mi contra en varios medios de comunicaciones, presentándolo como un arrepentido y pulcro colaborador y dotándolo de una credibilidad que no tiene un delincuente de su ralea.


Ojeda, al momento de ser detenido como alcalde en un megaoperativo del Ministro del Interior, con intervención de 500 policías y 30 fiscales



Las declaraciones de Ojeda, filtradas por la fiscalía a la prensa, hacen ver varias cosas: primero, que no son crímenes ligados a su carrera como alcalde, cuando convirtió a la Municipalidad en un ente tenebroso, dedicado a arrebatar terrenos para ponerlos a manos de sus cómplices, sino que tienen que ver con el periodo en que trabajaba para mi socio como asistente legal y aun no se había graduado de abogado.


Sustenta su confesión diciendo que tenía acceso privilegiado por participar de los directorios, sin presentar ninguna prueba.


Veamos la confiabilidad de esas declaraciones, de quien dice tener acceso a información confidencial y privilegiada, y que ha motivado que la fiscalía contacte a seis medios de comunicación para que reboten las noticias y nos difamen.



Este testimonio de Ojeda es presentado por la fiscal Lupe Dextre en el expediente 0516 2020 0 3005 JR PE 03. Jorge Barthelmess fue un alcalde que reinó en San Bartolo durante muchos años: extorsionaba a la gente con títulos espurios de la Municipalidad, que tenían un mar de superposiciones y con leyes a medio cumplir que las dejaban sin efecto.


A quien no le interesaba comprarlos, les amenazaba con una modalidad muy similar a la que, años después, perfeccionó el mismo Ojeda cuando fue detenido como alcalde: transfería títulos a sus cómplices para después entrar con fuerza abrumadora al terreno, con el apoyo del Municipio y la policía, y desalojar a los anteriores posesionarios con todo el peso de la autoridad Municipal.


Se olvida decir Ojeda en esta confesión que era él quien transmitía los deseos y amenazas de Barthelmess en la zona de Punta Negra. Fue compañero universitario de Cecilia Sánchez, la Gerente municipal, y era el encargado de transmitirnos las amenazas del alcalde, a partir de las cuales nos vimos obligados a comprar los títulos espurios de San Bartolo en una subasta que nos trajo mil problemas.



El alcalde de San Bartolo Jorge Barthelmess, hoy prófugo, de quien Ojeda era su mano derecha para las negociaciones de terrenos que esa Municipalidad tenía en Punta Negra, vía su compañera de estudios, la Gerenta Municipal de San Bartolo y de quien aprende todo lo que luego pone en practica cuando Ojeda llega a alcalde de Punta Negra.


Esto es lo que, según Ojeda, se habría acordado con el Municipio. Teníamos más de 10 años de posesión del terreno, uno de cuyos títulos superpuestos quería subastar San Bartolo. Sería correcto que si San Bartolo subasta sus títulos superpuestos sobre ese terreno, se haga al menos mención en las bases que ya hay un posesionario, a fin de que alguien no sea estafado comprando el terreno a la Municipalidad. Eso que era lo correcto y que la Municipalidad estaba en la obligación de hacer, Ojeda lo presenta como una combinación ilegal. Y luego la fiscalía lo aplaude y lo incorpora como indicio delictivo en un documento oficial. El mundo de cabeza. Para colmo, ¡ni siquiera es verdad!, la subasta no dijo nada en las bases de que se subastaba un terreno posesionado.





Efectivamente, hace 15 años que hago asociaciones de vivienda. La asociación, propietaria del terreno, cede usufructos a los clientes que quieren lotes en el condominio, tal como se hace en todas las playas de Asia. ¿Cuál sería la ilegalidad acá? Esto, sin embargo, es presentado por la fiscal Lupe Dextre de la fiscalía de Lima Sur como un indicio de actividad criminal. De locos.


Las asociaciones que hago son ecológicas pues, al no vender la propiedad, se obliga a los usufructuarios a seguir un estatuto y un reglamento de construcción que, como en todos mis condominios, obliga a usar materiales naturales para revestir las casas, a no construir más de un 15% del terreno total, a mantener cercos vivos en los lotes, a usar energía solar y reciclar el agua. Esto en ningún momento hace mi negocio más fácil, pero es la forma de mantener dichos estándares a futuro.


Tengo 20 años haciendo asociaciones de vivienda, mi negocio ha sido revisado por Sunat cantidad de veces. No tengo ni una sola observación. Resulta pasmoso que estos sean documentos oficiales de la Fiscalía Lima Sur, en los que se repite los argumentos de Ojeda sin detenerse a pensar si tienen algún sentido.

Acá otra “eficacísima” confesión de Ojeda. Dice que se le compró terrenos a comuneros de Cucuya. ¿Y? Y que algunos no han recibido sus pagos. ¡Aja!, ¿es acaso eso ilegal? ¿Y qué prueba presenta de ello? En principio, si uno no pudiera pagar, en sí no implica un delito. No es un delito. Quebrar no es un delito. Pero es que resulta que NO HAY NINGÚN COMUNERO QUEJÁNDOSE POR FALTA DE PAGO. Los contratos con los comuneros son muy claros, a pedido mío: Si hay impago de 5 meses, el terreno revierte al comunero. Fin de la historia.


Esto es un embuste de confesión para que un delincuente de marca mayor gane su libertad, y eso es lo que usa de argumento la fiscalía para así solicitar medidas restrictivas en mi contra y acusarme ante la prensa. Alucinante.



Otra “eficacísima” colaboración del delincuente de Ojeda, que la fiscalía toma a pie juntillas como confesión de un delito. A ver, NO EXISTE TAL CONFLICTO DE LÍMITES entre Cieneguilla y Pachacamac. Ni ahora ni nunca. Nadie jamás ha mencionado siquiera un conflicto de límites entre Pachacamac y Cieneguilla. Ojeda no sabe de qué está hablando. Y, ojo, tiene instrucción de abogado, pero es que, simplemente, volveré a decirlo cuántas veces haga falta, ese sujeto inventa para zafar y dañar.


Muchos de mis terrenos están en los planos de Pachacamac y en el Municipio de Santo Domingo de los Ollleros, provincia de Huarochirí. He tramitado las independizaciones en los dos municipios.


¿Es un privilegio obtener una independización de un terreno que estás independizando? ¿De qué está hablando? Un certificado de independización es un documento sin mayor trascendencia en que le dices al Municipio que has decidido partir un terreno en dos. El Municipio verifica que cada pedazo sea mayor al límite mínimo permitido de 5,000 m2 -estos son terrenos de 100,000 m2 o más- y te da un papel.


En Pachacamac, ¿Neira obtuvo la resolución de independización gracias a un señor Bautista?. Bien por él. ¿Y?, ¿Cuál es el delito aca? DELITO SERÍA QUE NO ME DIERAN LAS RESOLUCIONES de independización.


¿Cuál es el delito y cuál es el contenido de la confesión? Este texto es usado por la fiscalía para solicitar medidas restrictivas en mi contra y decir que es prueba de que formo una organización criminal. ¿Pueden creer en el nivel intelectual de la fiscal Lupe Dextre? ¿O es su nivel de animadversión? No lo sé. Tiene 10 años investigando sin encontrar nada y ahora dice: ajá, acá está, por fin, la confesión de Ojeda, miren, lo encontre, umm, Miro Quesada, como había conflicto de límites entre Pachacamc y Cieneguilla, obtuvo con Fernando Neira un documento de independización. ¡Lo que uno tiene que aguantar!


La ley dice que cuando hay conflicto, el contribuyente es libre de elegir. De esa manera, uno puede pagar a cualquiera de las dos municipalidades en conflicto. YO PAGO AUTOVALUOS EN LAS DOS MUNICIPALIDADES. Ahora solo falta que la fiscalía diga, ¡ajá, eso prueba que es una organización criminal!... Estamos todos locos, Lucas.



Este es el modus operandi que tenia Ojeda cuando fue alcalde: Tomaba terrenos vacíos o del Estado y los invadía. Y eso me lo achaca a mí. Qué gracioso. ¿De qué terreno habla, por favor? Nada. No presenta ninguna prueba, ningún documento. Sin embargo, aunque no lo crea, este texto es parte de las confesiones aprobadas para liberar a Ojeda. Así no más, sin la menor explicación.


Nunca he tomado posesión de un terreno vacío, ni del Estado, ni de particulares. Ni uno. Si hubiera un caso, habría un damnificado, una denuncia. Un documento. Algo. TODOS LOS TERRENOS QUE HE ADQUIRIDO LOS HE COMPRADO a propietarios registrales o a posesionarios registrados en el Municipio con años de posesión, antecedentes y signos de ocupación. Una actividad totalmente legal que realizamos miles de peruanos, allá donde el Estado no ha titulado.


En el artículo https://www.prensaysuciedad.com/post/di-mi-nombre explico cómo compré cada terreno. A quién se lo compré y en qué situación estaba.


Es increíble que Ojeda pueda mentir de esa manera, sin presentar prueba o sustento alguno, que su confesión sea aprobada y salga de la cárcel. SU SALIDA DE PRISIÓN SÍ ES UN INDICIO DE CORRUPCIÓN evidente. ¿Cómo es que las declaraciones de un delincuente de marca mayor pueden ser tomadas por ciertas por parte de la fiscalía SIN VERIFICAR NI UNA SOLA?.


Mis terrenos en Cieneguilla son todos comprados por escritura pública a comuneros que se los compran a la comunidad. Comprados por ellos hace 10 años, con actas con aprobación de la asamblea de la comunidad y escrituras públicas, ratificadas por 4 asambleas de la comunidad en diferentes momentos. ¿Qué fuerza de choque? ¿Qué choque ? ¿Con quién, con los comuneros? Si yo les pago religiosamente todos los meses. En el terreno no había nadie ocupando o invadiendo. No hay ninguna denuncia de ningún hecho de choque. Nuevamente, estas son declaraciones por las que la fiscalía suelta a este peligroso delincuente. Y las toma la fiscal Lupe Dextre como indicios en documentos oficiales SIN NINGÚN TIPO DE SUSTENTO.

Respecto al terreno al que se refiere, se le compró la posesión a la familia Yauri, se le pagó 100,000 dólares, la prescripción se realizó contra la familia Rosi. El Estado no tiene nada que hacer ahí. La familia Rosi nunca tomó posesión del terreno, lo había abandonado décadas atrás, probablemente porque tenía varias superposiciones. Se siguió un trámite de prescripción con publicación en los periódicos, con carteles y todos los requisitos de Ley. La fiscalía ya investigó el caso: no encontró nada irregular y la familia Rosi no me ha denunciado jamás. Ojeda tampoco presentó prueba de ninguna denuncia. Pero este testimonio también es usado por la fiscalía como cierto y lo incluye la fiscal Lupe Dextre en un documento pidiendo medidas restrictivas. Ustedes dirán: tal vez no tuvo tiempo la fiscal de corroborar. HACE DIEZ AÑOS QUE ME INVESTIGA LA FISCAL. No puede ser tan inepta para investigar, no humanamente creible. ¿Qué motivo puede tener, cuál es su intencionalidad?


Las 700 ha de Punta Negra no se adquieren por posesión. Otra vez Ojeda haciendo evidente que no sabe de lo que está hablando. O que miente descaradamente para presentar un caso de colaboración, que la fiscalía se traga con gusto sin corroborar nada.


El terreno de 700 ha se compra mediante escritura pública al propietario inscrito con mayor derecho: los comuneros que lo adquieren de la comunidad campesina de Cucuya, inscrita en registros públicos. Inscripción que reciben en reconocimiento de sus títulos ancestrales, que vienen desde la colonia y son ratificados por el Rey de España hace 300 años; reconocidos luego por el Estado, después de la dación de la ley de comunidades campesinas. ¿De qué está hablando este hombre? Es absurdo que estas declaraciones sirvan para sustentar un pedido formal de la fiscalía de medidas restrictivas cuando, evidentemente, el colaborador no sabe de qué está hablando o, nuevamente, miente a propósito en complicidad con la fiscalía, que ya no se puede creer que sea tan ingenua o tan negligente sin levantar sospecha.


El documento de formalización número 16 de la investigación contra el fiscal Rojas.


Acá tenemos otra parte de las declaraciones de Ojeda por las que le regalan su libertad. El famoso caso en el que se detiene al aludido fiscal Rojas.



El Sr. Ojeda dice que Santiago Gorbacho era mi socio. ¿Cómo una persona que es abogado y que refiere haber sido parte del directorio de mi empresa puede decir que el Sr. era mi socio y amigo? O no sabe de lo que está hablando o, una vez más, está inventando para fabricar un caso. Santiago Gorbacho NUNCA FUE MI SOCIO. En nada. Lo he visto una vez en mi vida. Nunca he tenido ninguna sociedad con él. Es un señor sentenciado dos veces por falsificación de documentos. Es más, fraguó un documento para sustentar que el posesionario que me vendió la posesión del terreno del mirador se lo había vendido a él primero. El documento resultó ser una falsificación. Presentó también una constancia de posesión otorgada por la Municipalidad de Punta Negra, tan trucha que, en la parte de abajo, el funcionario de Punta Negra firmaba Punta Hermosa.


Gorbacho me realizó una docena de denuncias. Esa es su especialidad, denunciar y extorsionar. Hasta denunció que mi firma no era mi firma. Varias de esas se judicializaron, fueron resueltas por jueces, NO FISCALES. Logró, probablemente también de manera truculenta, que el Poder Judicial pusiera una anotación en la ficha del terreno de El Mirador que duró 10 años, en la que aparecía su juicio como una carga sobre el terreno. Nos pidió plata para levantarlo. Nunca le dimos un sol.


Si bien el Sr. Rojas, cuya intervención fue irrelevante en este problema, cerró una denuncia de Gorbacho por usurpación, esa denuncia no podía llegar a ningún lado pues al sr. Gorbacho nadie lo usurpa de nada. Nunca tuvo ni posesión ni presencia alguna en ese terreno. Apareció de la nada con un documento, luego de que nosotros estábamos años en el terreno, y dijo: “me han usurpado”. Y trajo su constancia de posesión otorgada por Punta Negra, donde debajo de la firma decía Punta Hermosa.


Ojeda quiere hacer creer con malicia que alguien le pagó al fiscal Rojas 5,000 dólares para cerrar esa denuncia. No tiene sentido. La denuncia no tenía forma de prosperar. Era, simplemente, denunciar por denunciar. Por otro lado, conversando con el testigo protegido que lo estaba grabando sin su conocimiento, Rojas le dice claramente: “eso de Gorbacho no es cierto, ¿qué 5,000 dólares?” ¿Qué necesidad tendría de mentir? Estaba en confianza con su cómplice sin saber que estaba siendo grabado. Es más, conminaba en ese momento al otro testigo a decir las cosas de determinada manera, es decir, estaba cometiendo un delito flagrante en confianza. ¿Por qué mentiría cuando dice que nunca hubo ningún pago de 5,000 dólares? Y ojo que el testigo no lo refuta.


A pesar de esa evidencia, clarísima, obtenida en la confesión de Rojas con grabación oculta, la fiscalía usa el testimonio falso del mega delincuente Ojeda y lo filtra a la prensa buscando dañar mi imagen y hacerse famosos. Por favor, ¿quién es el delincuente acá ?


¿Por qué filtra esa información la fiscalía, sabiendo que es falsa y no corroborada, nada menos que a 8 medios que exhiben como titular mi apellido? Banda de canallas institucionalizada, es lo que son.

Correo electrónico que presenta Ojeda para ganar su libertad.

Este, como otros correos que presenta la fiscalía como aporte de Ojeda, son parte de una falacia, una artimaña armada por la fiscalía para lograr su propósito: el de dejar libre al peligroso líder de una banda criminal.


Analicemos. Ojeda es detenido en un operativo que involucra personalmente al mismo Ministro del Interior y a 500 policías. Es detenido tras 9 meses de seguimiento e intercepción de sus comunicaciones. Cuando lo detienen, 30 fiscales intervienen en simultáneo de madrugada una docenas de direcciones y cercan completamente el local de la Municipalidad. La fiscalía se lleva los celulares y computadoras de Ojeda y 14 complices. Todos los encontrados en el Municipio y 6 locales de la banda los Charlys del Sur. Ojeda es judicializado y pasa 3 años en un penal.


La fiscalía de Lima Sur hace creer -para justificar el hecho de soltar a Ojeda- que para obtener estos correos que presenta, se requiere de su colaboración??.


Pensemos. ¿Acaso esa misma fiscalía no estaba levantando el secreto de sus comunicaciones 9 meses antes de detenerlo? ¿No fue Ojeda apresado y, en ese operativo, decomisadas todas las computadoras y celulares? ¿Acaso cuando la fiscalía requiere el levantamiento del secreto de comunicaciones no pide a Google acceso a los correos?


¿Cómo entonces es que necesita LA FISCALÍA QUE HACE FAVORES A LA MAFIA, hoy, en el 2022, libera a Ojeda a cambio de esos correos, cuando ya tenía sus computadoras?


¿Ustedes creen realmente que la fiscalía del Perú no tiene acceso al correo principal de un alcalde preso por liderar una banda criminal y necesita soltarlo para que este se lo imprima?


La prensa nunca cuestiona esto. Y la fiscalia creen que todos nos chupamos el dedo.


Continuemos con las valiosísimas confesiones de Ojeda. Acá vienen las mejores.



En el artículo https://www.prensaysuciedad.com/post/le-puede-pasar-a-usted, “Lo que nos paso en Punta Negra, el quién es quién de la Mafia con que chocamos”, está descrito cómo hubo no una sino 2 invasiones, de 300 personas cada una, y para llegar a ser desalojadas se tuvo que requerir UN CENTENAR DE POLICÍAS, con 30 caballos. Y hubo policías heridos porque, de acuerdo a los informes policiales, los invasores portaban armas de fuego. Las señoras que menciona el delincuente colaborador como inocentes fueron detenidas dentro del terreno, filmadas durante la invasión y llevadas a comisaría. Allí los detenidos confesaron que habían organizado la invasión con dias de anticipacion, prevendido lotes en la invasion y que las organizadoras eran estas señoras, que acá el delincuente colaborador presenta como mansas palomas que no usurparon, sino que “protestaban”


Ustedes mismos pueden ver las pruebas, los testimonios, las declaraciones, los atestados y las filmaciones de la policía en el artículo que menciono.



Fotografía del desalojo de una de las invasiones promovidas por Chela con la colaboración de Willington Ojeda, el delincuente eficaz que ahora dice que no hubo invasión.


También omite decir que él mismo era dirigente del Frente de Defensa de Punta Negra, que es quien organiza la invasión. Olvida decir que en ese entonces él estaba trabajando para nuestra empresa como jefe de seguridad. También se olvida mencionar que el comisario de Punta Negra lo sindicó como doble agente: trabajaba como seguridad para nosotros y, al mismo tiempo, coordinaba con los invasores el mejor horario y manera de invadir.


Acá vuelve a mentir con el descaro de psicópata, intencionalmente y con total premeditación. Pero LA FISCALÍA DE LIMA SUR NO CORROBORA NADA, no revisa nada, no le interesa hacerlo. Sin corroborar sus testimonios, lo premia con su libertad. Un escándalo.


Y ya no sé cuántas mentiras van. Sin embargo, a pesar de ser un delincuente sentenciado y a pesar de estar mintiendo acá y en otros puntos con malévola intencionalidad, a la fiscalía ni se ocurre preguntar: ¿Y cómo sabemos, si está mintiendo en todo esto, que no es mentira todo lo demás?


Falsus in uno, falsus in omnibus, dice con sabiduría el Derecho Romano y aún hoy se instruye a los jurados en EEUU que si un testigo miente en una declaración, el jurado está en potestad de prescindir completamente de su testimonio.

¿Acá se confiesa a si mismo? entregando un dinero del que no hay prueba alguna, del que solo sabe él. Un dinero que el fiscal Rojas, tanto en su audiencia, como en privado en la conversación grabada en secreto por su cómplice, dice que nunca existió, que solo recibió 200 o 300 soles.


Aca los correos de un abogado a otro. Y nuevamente la fiscalía no necesitaba a Ojeda para acceder a ellos. Observen bien los montos. ¿Por qué no hay ningún correo que habla de los 2,500 dólares, 5,000 dólares y hasta 30,000 dólares de los que habla el delincuente de Ojeda?


Con ese correo, la fiscalía pretende probar en el caso hoy denominado 60 hectáreas, la absurda tesis de que el terreno, básicamente, lo regaló Rojas a cambio de 100 o 400 dólares. Cuando se pagó 1.2 millones de dólares (a posesionario y Municipio) y se ha peleado 10 años de procesos judiciales con todos los superpuestos. Y el fiscal, en lugar de ayudarnos, nos perjudicó de mala manera como consta más abajo.




La Ñata, sobre la que el delincuente colaborador aporta los mails, ella era nuestra colaboradora. Era una de las invasoras, que presenta pruebas de la invasión y delata a las demás. En su caso era fundamental que el fiscal Rojas la considerara como colaboradora y la libre de ir a prisión. Pero LA METE PRESA ¡A la colaboradora!. Se acabó la colaboración. Pues vaya ayuda. Si el fiscal, como cuenta el delincuente a la fiscalía y a la prensa, ayudaba a nuestro caso ¿por qué hace caso omiso de los escritos acá presentados y dictamina en nuestra contra?


Según nuestras leyes, se califica como cohecho pasivo cuando se paga a un funcionario por hacer lo que debía hacer. Se califica como cohecho activo cuando se le paga para que te favorezca haciendo lo que no debía hacer.


Pero acá el funcionario hace lo que ni debia ni se deseaba. Una infeliz nueva tipificación.



Resumiendo


A ver si entiendo. El delincuente colaborador dice:

  • Que no hubo invasión ni usurpación cuando sí la hubo, está documentada y él estaba trabajando maliciosamente para los dos lados, los invasores y los invadidos.

  • Que se le pagó al fiscal para que ayude, cuando en realidad este metió presa a la única colaboradora que teníamos y que habíamos pedido que la libere para que se esclarezca los hechos.

  • Que se dieron pagos de 2,500 y 5,000 dólares que nadie ha corroborado y que el propio fiscal en confesión secreta, grabada en confianza por su amigo Pacheco, dice que nunca se dieron.

Luego la fiscalía presenta una serie de emails como prueba de que hay que soltar al colaborador, cuando LA FISCALÍA YA LOS TENÍA porque levanta el secreto de las comunicaciones y decomisa todos los aparatos de Ojeda cuando va preso HACE TRES AÑOS.


Ojeda, el supuesto colaborador informado, el abogado que se vende como miembro del directorio que nunca fue:


Dice que el terreno 33 ha en Punta Negra fue invadido, cuando fue comprado a una familia que tenia la posesión por 100 mil dólares.

Dice que las 700 ha de Punta Negra fueron invadidas cuando fueron compradas al propietario registral.

Dice que los terrenos de Cieneguilla fueron invadidos y otros no pagados a los comuneros, cuando todos y cada uno fueron pagados a los comuneros y ninguno se ha quejado de impago y no hay ninguna denuncia de invasión ni queja.


FINALMENTE LA MEJOR DE TODAS LAS DE OJEDA

En la declaración del colaborador que se filtra a la prensa:


Ojeda dice que Liliana Campos, abogada que no trabajaba para nosotros y que en ese momento estaba haciendo una maestría en España, le paga a un juez 30 mil dólares para resolver el problemas con las 60 ha de Punta Negra.


El juez que según Ojeda recibió el dinero no vio ese caso, no vio ningún caso mío. Es más, ni siquiera era juez en Lima Sur.


¿Se equivocó? pero, ¿cómo se puede equivocarse así? ¿No es sospechoso? Piensa mal y acertarás.


Por qué lo haría a propósito.


Mmmm. ¿Y no será que el que metió preso a Willington Ojeda, líder de la banda delictiva Los charlys del sur y ex alcalde, fue el juez Balbuena?

Bingo Efectivamente, Balbuena solo estuvo 3 semanas de reemplazo en Lima Sur. No vio ningún caso mío. Vio el caso del delincuente de Willington Ojeda y lo metió preso.

Ahora Ojeda está queriendo vengarse del Juez probo que lo metió preso y lo logró.


Balbuena es un juez ejemplar, que estaba postulando para un ascenso. Su nombre salió en todos los periódicos. Ya no está considerado para ascender. Su delito fue meter preso a Ojeda.


Colaboraron en destruir la carrera al magistrado e incriminarlo sin la más mínima verificación los medios cuya calaña de periodismo de investigacion vengo denunciando en www.prensaysuciedad.com, y la fiscalia mafiosa de Lima Sur, que no realizó la verificación más esencial y filtró a la prensa (filtraciones que todos saben son ilegales) el nombre del juez Balbuena, acusándolo de haber recibido 30,000 dólares para sentenciar en un caso que, o no se tomó la molestia o a propósito no quiso verificar, que ese juez nunca vio. ¿Cuanto les tomaba verificarlo antes de filtrarlo ? 2 minutos en la computadora.


Así funciona la corrupción de la fiscalía de Lima Sur al servicio de la mafia. Hoy Willington Ojeda, el compinche de los fiscales de Lima Sur, está libre. Ojalá, estimado lector, no se lo encuentre en una esquina.


4. El pago de US$30.000 al fiscal Rojas para absolver, en coordinación con el juez Juan Sánchez Balbuena, un caso judicializado a favor de Racso Miróquesada por la compra de 60 hectáreas a la Municipalidad de San Bartolo.

El último punto es relevante ya que implica también a un juez reconocido: Juan Sánchez Balbuena. Antes integrante del sistema anticorrupción del Poder Judicial y quien dictó la detención preliminar de Alan García en 2019 y dirigió otros casos emblemáticos.

LA REPUBLICA



Nadie en la fiscalía ha pedido disculpas. Si la gente a cargo de la fiscalía de Lima Sur fueran personas decentes lo habrían hecho. Si, como sospechamos, es una fiscalía plagada por la mafia y al servicio de la corrupción, difaman y callan para siempre.




Racso Miro Quesada Vegas



P.D. FÓRMULA OJEDA PARA SALIR GRATIS DE PRISIÓN


Inventas acusaciones y dices que vas a dar la relación de policías de tránsito que reciben coimas y que una involucra a una persona reconocida. Más fácil no hay. Das las relación de 50 policías de tránsito. Luego logras que uno asustado grabe al otro. No importa si lo grabas diciendo: “que yo me acuerde, de ese señor no recibimos nada. Menos tales montos, en todo caso seria el 10% de eso que es lo que siempre recibimos”. Listo ya está. Sales libre.

Facil la mitad cae.


La fórmula Ojeda. Yo he dicho que es un delincuente. No he dicho que sea tonto. La ha hecho linda. Cojudeó a todos, buscó un fiscal que quería hacerse famoso, involucró un apellido prominente para que el caso tuviera sustancia y de paso le zampó su cachetada al juez que lo metió preso.


Un maestro.

El chapo tuvo que esconderse en un hueco, Ojeda salio caminando por la puerta grande.


¿Qué piensa?, ¿E la Fiscalia mas idiota que tenemos o está comprometida con las mafias de terreno del sur de Lima?


El único que lo sabe es Willington Ojeda. Si lo encuentra libre por ahí, pegándose una de sus legendarias juergas de coca y trago con las que dicen que volvió un antro su despacho, podría preguntarle. La realidad es que si la Fiscalia lo quisiera adentro a este peligroso delincuente solo tiene que tomarle una muestra de pelo. Le apuesto que no lo hacen.


RACSO MIRO QUESADA VEGAS





22.257 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page